Profesorado en Matemática

Tiene como objetivo formar docentes con capacidades y competencias que impliquen:

  • Una comprensión profunda de los conceptos y principios de esta disciplina y de las conexiones entre conceptos y procedimientos a enseñar.
  • El dominio de habilidades de razonamiento, de diferentes métodos de demostración y resolución de problemas, el dominio de formas de comunicación específicas, junto con la capacidad de establecer relaciones entre los distintos tipos de tópicos de la matemática y de ella con otras áreas de conocimiento.
  • Competencias pedagógico-didácticas que permitan establecer las conexiones necesarias entre los diferentes campos de formación docente: general pedagógica, especializada y orientada, necesarias para que los futuros docentes puedan desempeñarse con idoneidad en instituciones y contextos específicos y con diversidad de grupos de alumnos. Asimismo, esta competencia posibilitará el diseño, puesta en marcha y evaluación de estrategias de enseñanza y aprendizaje como así también la selección y aplicación de instrumentos y recursos adecuados a la enseñanza de este campo disciplinar.

Al finalizar su carrera, el profesor de matemática deberá poder articular sus conocimientos conceptuales, procedimentales y actitudinales disciplinares con los pedagógicos y didácticos, de manera de poder gestionar la enseñanza de esta disciplina en el marco de su realidad laboral con el máximo de eficiencia y compromiso posibles.

Teniendo en cuenta, desde el campo de las prácticas profesionales, las problemáticas reales y posibles del ejercicio de la docencia y del asesoramiento pedagógico, profesional y técnico de la especialidad, el profesorado en matemáticas aspira a formar egresados que:

  • Adquieran una formación técnico-docente y científica capaz de responder a los requerimientos educativos y a las necesidades específicas de la región donde deba actuar.
  • Adquieran una formación técnico-docente y científica capaz de responder a los requerimientos educativos y a las necesidades específicas de la región donde deba actuar.
  • Sean capaces de insertarse en equipos de investigación que traten problemas relativos a prácticas docentes propias y ajenas, áulicas e institucionales, como metodología fundamental para la propia formación permanente y transformadora.
  • Participen creativamente en la planificación, conducción y evaluación del hecho educativo.
  • Posean y desarrollen capacidades personales para el trabajo grupal cooperativo, habida cuenta de la índole social de la labor docente.
  • Posean aptitudes como la seguridad en sí mismos, el autocontrol, la integridad y la habilidad de comunicarse con eficacia.
  • Sean capaces de desempeñarse en contextos cambiantes y con disposición a estudiar durante toda su carrera profesional

Diseño Curricular – plan decreto N° 696/01

Diseño Curricular – RM 2090-15 (Plan Nuevo)